germanicoelemento

COSMICA, historia de una cerveza madrileña (ɔ)

cerveza, código abierto, Commons, copyleft, cultura libre, cultura popular, hacktivismo, Madrid, procomún

5 comentarios

Comparte este post

“Es necesario hackear el sistema, trabajar en abierto, participar del procomún.” David Rodríguez, durante la presentación de la cerveza Virutas en Off Limits. Noviembre de 2013

Pocos meses antes curioseaba entre la oferta de Medialab-Prado y daba con el cartel que me guiñaría el ojo esa tarde de finales de verano. Desarrollo de un prototipo y una comunidad activa alrededor de la cerveza artesana, leía en el acerca de.

cartel Community Brewery

El idilio fue mutuo. Después de tres jornadas moliendo, mezclando, macerando y metiendo mano en el proceso de elaboración de la Virutas en la Serrería Belga y allí donde nos dejaban, Quique, @SrDguez y yo decidimos probar suerte y seguir descubriendo grietas por donde se evaporase la ilusión de participación.

Apuntes cerveceros

Huir de la lógica mercantil, indagar hasta conocer el sistema de producción, tomar la iniciativa. Empoderarte, implicarte y confiar en tus propias capacidades. Llámalo como quieras, que cuando te pierde la cerveza artesana y te recuerda a algún que otro viaje de ultramar, se trata de deleitarse con tu propia cerveza primero…  revelando los extraordinarios resultados: estilo ale belga con lúpulos Cascade y Columbus (fresco y de León). Además de bien cargada: 6,3º (¡!).

Y disfrutar diseñando su imagen y etiqueta después, claro, cómo no. Esto no ha hecho más que empezar.

moliendo grano

sparging

humulus lupulus

enfriando

filtrado

chaperos

embotellado

Por cierto, que Medialab-Prado es un proyecto del Área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, y somos tres tipos muy agradecidos.

etiqueta

COSMICA

Primera foto oficial de COSMICA, por David Rodríguez

LINKS:

Cervezas artesanas en Madrid y otra info de interés

 

El frontón Beti-Jai, reflejo del Madrid olímpico

arquitectura, Bien de Interés Cultural, diseño gráfico, Madrid, movimientos asociativos, Patrimonio de la Humanidad, territorio y patrimonio

1 comentario

Comparte este post

La semana de presentación del logo por la candidatura olímpica de Madrid 2020 ha sido también la semana del sonrojo español y del eco internacional ante otra oportunidad perdida, ha sido la semana del debate continuo, e incluso de las solicitudes de enmendar una imagen que siempre nos parecerá una broma. Cuesta asimilar que una propuesta gráfica y corporativa semejante cuente con el aval de las instituciones madrileñas, las mismas que hoy se quejan del apoyo popular. ¿Pero con qué criterio, con qué sensibilidad desean nuestros gobernantes vender la imagen olímpica de Madrid – y la marca España, por ende – si ni siquiera velan por el patrimonio cultural y deportivo de su ciudad?

Supe de la existencia del Beti-Jai en 2008, un día después de que un incendio en sus instalaciones le costase la vida al guarda de seguridad que lo custodiaba. Esta joya oculta en forma de frontón neomudéjar, levantada en la calle Marqués de Riscal nº7, constituye el único representante de su estilo en el mundo, y cuenta con el dudoso honor de reflejar los vaivenes políticos e intereses especulativos madrileños desde su inauguración en 1894. Imaginemos cuál será el grado de implicación de las autoridades competentes en cultura y patrimonio si durante décadas y sólo hasta 2011, cuando fue declarado Bien de Interés Cultural, su integridad estuvo siempre pendiente de un hilo con planes incluso para ser reconvertido en hotel de lujo, a la sombra del caso Malaya.

Pero la batalla final por la recuperación de este solemne ejemplo de arquitectura del hierro no ha terminado, y cuenta con serios y aguerridos protectores. Desde la Plataforma Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid, se suceden los ecos que delatan la falta de respuesta administrativa tras el nombramiento de BIC, y denuncian el escaso interés de las autoridades de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, que desde entonces ni siquiera han visitado el solar. A pesar de la protección oficial con la que ya cuenta el frontón de pelota vasca, se respira cierta desconfianza, y los miembros del colectivo no cesan en su empreño de reclamar que la empresa que se encargue de su gestión, ya sea pública o privada, se responsabilice de la rehabilitación integral que el edificio merece, y recupere el uso original para el que fue ideado. Con experiencias como el derribo del Estadio de Vallehermoso y la desaparición de su excelsa piscina al aire libre, también en el distrito de Chamberí, habrá que seguir de cerca el transcurrir de estas reivindicaciones. ¿Desde cuándo se ha preocupado este Ayuntamiento por sus instalaciones deportivas?

No es la primera vez que planteamos hasta qué punto el olvido y el continuo lamento de carencia presupuestaria justifican el raquítico plan de las autoridades competentes en materia de preservación y revitalización de la memoria y el patrimonio histórico y cultural de Madrid. Con un poco de suerte tal vez se revise el desafortunado aunque ya notorio logotipo, pero mientras el Beti-Jai siga siendo el reflejo de la desidia, el maltrato y la displicencia con la que se mira en tantas ocasiones la herencia de mi ciudad, mi interés por la candidatura olímpica queda supeditado a otras decisiones institucionales que realmente reviertan positivamente en el patrimonio cultural y deportivo de la ciudad. Ojalá se sume a esta iniciativa algo más que un golpe de suerte y lleguen tiempos mejores en los que por fin este bello frontón haga honor a su nombre en euskera para acudir a sus gradas a celebrar que “siempre es fiesta”.

Dos conceptos:

• Bien de Interés Cultural: Máxima protección que la Comunidad de Madrid otorga a un edificio.

• Patrimonio de la Humanidad. La UNESCO establece que para que un bien sea considerado Patrimonio de la Humanidad ha de ser único por valores tangibles (como su expresión arquitectónica) e intangible (como el Juego de la Pelota). Y además ha de estar en uso, respetando el funcionamiento original para el que fue creado. Esto es, no puede ser un frontón de pelota vasca reconvertido en hotel de lujo.

Artículos y recursos en internet

Plataforma Salvemos el frontón Beti-Jai de Madrid. Igor González coordina esta nueva web actualizada con un blog, una hemeroteca, archivo fotográfico, vídeos y la campaña de recogida de firmas a través de una petición pública para salvar el edificio. El antiguo site ya reivindicaba la restauración del frontón para la candidatura de Madrid 2016.

Betijaimadrid en Facebook

@betijaimadrid en Twitter

Beti-Jai en Wikipedia

El Beti-Jai se salva del pelotazo. El País, 20/02/2011

Beti Jai, “el Vaticano de Las Pelotas”. ABC, 01/02/2011

• Referencias en Madridiario

Homenaje al Frontón Beti Jai. Blog Historia urbana de Madrid, 30/01/2011

• El Beti-Jai en el cine: Trailer de “Madrid”, de Basilio Martin Patino, 1987

¡Cuirs, Kuirs, Queers!

arte, cuir, cultura popular, género, LGTB, Madrid, museos, política, vídeo-guerrilla

1 comentario

Comparte este post

Para Clara y Layla, que esta vez no pudieron venir, y para los otros tres monstruos del Barrio de las Letras que intermitentemente me acompañaron a La Internacional Cuir, celebrada del 15 al 19 de noviembre de 2011.

1º. Lubrícate sin miramientos

Quisiera dar la bienvenida a cuantos no estéis familiarizados con el término cuir porque si ya hay quien no termina de asimilar el concepto LGTB, lo cuir podría resultarle un verdadero problema. Para muchos sigue siendo complejo entender que además de maricas y bolleras contamos con múltiples variedades en el Arca del Género, pero igual que navegáis por Internet encantados con los avances tecnológicos aplicados al área de la comunicación, sin duda comprendéis que la sociedad, el lenguaje, la política y la cultura también avanzan. Y mutan, hibridan, subvierten y contaminan.

2º. Disfruta con todo tu cuerpo

Espero que no sea la última vez que asista a un evento como el del pasado sábado 19 de noviembre en un lugar como el Reina Sofía de Madrid. La guinda y el punto final de la programación de La Internacional Cuir, comisariada por mi admirada Beatriz Preciado, supuso una catártica performance en forma de orgía por la supervivencia en un futuro apocalíptico que se distanciaba de cualquier cita a la que estábamos acostumbrados en las paredes de la insigne institución. El graffitti también entró por la puerta grande y seguimos debatiendo acerca de su legitimidad desde entonces así que guste o no, parece que no sólo los dildos, sino que su uso por parte de minorías tradicionalmente categorizadas como anómalas también están llegando a la academia.

“El cuerpo como espacio de construcción bio-política, como lugar de opresión, pero también como centro de resistencia”. M.H. Bourcier

Me hubiese encantado sacar dos o tres conclusiones que rubricasen lo mucho que se vio y se debatió, cuánto nos reímos y nos peleamos durante estos cuatro días en el Reina Sofía y en Off Limits entre lo eco-queer y las relaciones postcoloniales y el feminismo postporno a partir de las píldoras en forma de “vídeo-guerrilla” seleccionadas por la Preciado. Pero lo cierto es que no traigo grandes titulares que resuman este ciclo y sí un montón de dudas, sensaciones y demás cirios mentales que vienen a confirmar cuánto me divierto indagando y mezclándome con gente a la que no le gusta categorizarse y que desde muy pequeños sintieron que había vida más allá del pensamiento convencional y heternormativo. ¡Y encima gratis!

Será difícil quedarme con un momento de este ciclo, pero supuso un deleite constatar la visión y la valiente lucha de los grupos y colectivos iberoamericanos como Giuseppe Campuzano, Frau Diamanda o los colombianos Porno Porsi, provocadores y efectivos para hacernos entender qué es lo realmente cuir y transfeminista en territorios más hostiles que el nuestro. Reconozco también que volví a emocionarme recordando a Genesis P-Orridge y Lady Jaye, capaces de hacernos cuestionar los límites del arte, por citar un par de ejemplos de este modo de reimaginar y reapropiarse del ámbito de lo político. Y no penséis que reinó el consenso y que todo fueron sonrisas y actitudes asertivas durante esta Internacional Cuir. Aún así, incluso el reproche aireado en forma de disidencia interna y la contraprogramación propuesta por Jaime del Val, o las alusiones de los diferentes colectivos contribuyeron a enriquecer y animar el ambiente en un clima de verdadero y apasionante diálogo para demostrar que todo este asunto sigue más despierto y conectado que nunca. Creo que fue un privilegio disfrutar de unos días en los que pudimos cuestionar la identidad sexual y de género a partir de diferentes formatos audiovisuales y artísticos, por eso también quiero trasladar mi agradecimiento y anhelar La II Internacional Cuir, venga de donde venga.

3º. ¿Y ahora qué? ¡Indaga, guerrea y vuelve a empezar!

• Para saborear el espíritu de la transgresión en el corazón del movimiento LGTB en Madrid, la Asamblea Popular de Chueca y la Asamblea Transmaricabollo de Sol convocan el Especula Tour este sábado 26 de Noviembre en la misma Plaza de Chueca. Si piensas que el barrio se está privatizando a marchas forzadas de la mano del Ayuntamiento y del colectivo de empresarios de la zona, o si crees que las fiestas del Orgullo han pasado a ser el mejor escaparate para la glotonería política sin que reviertan en ciudadanía, ármate con tu cacerola favorita y acude a la cita.

Jornada Anoarkista 1.0 el 24 de noviembre, con los detritus de La Internacional Cuir. Tal vez no haya gustado a tod*s pero nadie podrá negar lo mucho que ha dado de sí.

• Y aquí otra convocatoria: Jornadas Transmaribollo también en Madrid para el 29 y 30 de este mes y con muy buena pinta, ojalá alguien se anime a contarnos qué tal.

• Grupo de Género y Tecnología de Medialab-Prado

• Algunos blogs:
Asamblea Transmaricabollo de Sol desde Madrid
Medeak desde Euskadi
Maribolheras Precarias desde Galicia
Paco Vidarte desde la memoria, siempre. Lástima que su blog haya desaparecido.

• Tráiler del documental It’s Elementary. Aparentemente alejado de resto de la entrada en este blog pero no por ello menos vigente y necesario.

Aproximación a la política cultural de Madrid

financiación, Madrid, Políticas Culturales

No hay comentarios

Comparte este post

Son varias los retos que surgen al intentar valorar la política cultural madrileña, y tal vez el más evidente sea superar la falta de transparencia para definir y apostar por un modelo claro. Si a esto le sumamos la particularidad de la realidad política y sociocultural de la ciudad, y la heterogeneidad y atomización de su mercado y sus actores, todavía será más difícil dar con la pista de qué se cuece y qué planes tienen para el ciudadano. A pesar de todo, creo que tanto el desarrollo de su proyección internacional desde los años ochenta (década crucial en la que la cultura comienza a considerarse productora de riqueza antes que valor de derecho ciudadano) y su trayectoria histórica, junto con el innegable sello de la ideología en el poder, los grandes condicionantes que han marcado tradicionalmente las políticas culturales de Madrid.

Para estrenar el blog me gustaría demostrar de una manera breve cómo la toma de decisiones en el ámbito cultural de mi ciudad ha sido más política e ideológica que técnica en la mayoría de los casos. Prometo ser más ameno y abordar aspectos más divertidos y de una manera más breve en un futuro próximo, pero de algún modo necesito empezar con los pies en la tierra. A mis vecinos de Madrid:

A. Modelos de Política Cultural

José Luis Giménez-Frontín estableció tres modelos para definir las políticas culturales urbanas. Os animo a indagar en sus teorías, pero también os adelanto que Madrid encaja muy bien en lo que denominó “Modelo de Fotografía”, ¿a alguien se le ocurre por qué? Resumiendo, se trata de una política cultural de fachada que no fomenta la cultura ni la educación ciudadana y mucho menos el desarrollo local, busca demostrar el cumplimiento de unos objetivos políticos aunque el resultado final resulte irrelevante. Salvo excepciones, la lógica publicitaria se impone a la cultural. Así pues, queda más claro ya: disponen de objetivos políticos pero faltan modelos de política cultural.

Sin embargo y al margen de esa concepción distorsionada y burocrática de la cultura, aparecen también propuestas constituidas como laboratorios de I+D+i en cultura que ofrecen nuevas ideas a desarrollar y compartir. Medialab Prado, Intermediae o Matadero Madrid se engloban en el “Modelo Rotonda”, que establece normas básicas más fluidas para la autorregulación con la mínima intervención del sector público. Y como imaginareis, esto tiene sus pros y sus contras, pero para no extenderme lo dejaré para otro día.

B. Dimensiones de la cultura en Madrid

Sigamos acercándonos y clasificando la política cultural madrileña. ¿Cómo se manifiesta en la segunda década del siglo XXI?

    1. Por fomentar la cultura de masas propia de la aculturización globalizadora centrada en el espectáculo y, en segundo término, por mantener una alta cultura elitista. Sin entrar a valorar el asunto taurino, la cultura tradicional persiste en barrios sin apenas promoción ni participación pública, o con un calendario de festejos antediluviano.

    2. No es coincidencia que cobre fuerza la homogeneización cultural y se olvide la identidad cultural común y la cultura tradicional o, lo que resulta más importante, la diversidad sociocultural propia de la capital de un país postindustrial.

    3. Énfasis en el ámbito sensorial frente al espiritual o el intelectual, aunque sin abandonarlos completamente. Salvo excepciones, prima la presentación sobre el contenido.

    4. Por derivación del apartado anterior, Madrid basa su cultura en un mayor número de expresiones artísticas que humanistas o científicas.

Ya estáis pensando en las dimensiones de la cultura de vuestra propia ciudad, ahí os quiero ver.




C. Campos de Intervención Pública: equidad, sostenibilidad y viabilidad

Seré breve:

• Equidad

“La diversidad es un elemento constitutivo de cultura, no un elemento añadido.” Colin Mercer

Con todo, pienso que la política cultural madrileña se aleja de cualquier criterio básico de desarrollo social: propuestas como impulsar actividades culturales en los barrios para re-equilibrar la geografía participativa (hasta hace poco tarea exclusiva de asociaciones y ONG), recuperar y reinventar las fiestas populares como mecanismos de dinamización comunitaria (se fomentan sólo algunas fiestas de cierta repercusión nacional e internacional… con criterios mayoritariamente financieros, por no hablar de las citas puramente religiosas) y la revitalización de espacios para la convivencia (plazas, fuentes, mobiliario urbano) no se llevan a cabo con criterios equitativos. La ausencia de Madrid en la Agenda 21 De La Cultura sería un buen indicador del nivel de implicación de las autoridades con la ciudadanía.

• Sostenibilidad

La planificación en cultura del Ayuntamiento de Madrid no ha pasado hasta ahora por crear un mapa de los recursos culturales de la ciudad, y las ideas que se transmiten para potenciar su papel en la vitalidad urbana suelen resultar arcaicas. El Ayuntamiento carece de un plan estratégico de Cultura a largo plazo y tampoco cuenta con un Consejo de participación porque siempre ha estado condicionada por intereses electorales y partidistas (Madrid2016, 2020… incapaces de revertir en cultura). Por esto escasean los proyectos sostenibles y comunitarios.

• Viabilidad

¿Advertís signos de cooperación entre los departamentos de desarrollo económico y de cultura? Yo no. De hecho, los presupuestos municipales de cultura van dirigidos a actos centrales, casi nunca hacia barrios en parte debido a la actual descoordinación de las políticas culturales de las tres Administraciones. Tampoco destaca la consideración hacia el contexto empresarial y laboral de los agentes en el ámbito cultural, pero sí hay signos de un proceso carente de propuestas de crecimiento de la industria mientras se reducen actividades y personal para la gestión directa como dinamizadores, bibliotecarios, gestores culturales…

Después de todo, creo que Madrid es una ciudad moderna abierta al neoliberalismo también en su política cultural sin el más mínimo remilgo. Y como no estamos en tiempos de tibieza moral, soy de los que agradecen el enérgico posicionamiento de sus políticos y técnicos administrativos para tomar medidas y conocer el por qué de cuantos problemas se plantean.

D. Apuntes sobre la financiación del Ayuntamiento de Madrid

Como ya adelantaba, me gustaría profundizar en este tema en lo sucesivo. En cualquier caso, es de sobra conocido el grave endeudamiento financiero del Ayuntamiento de Madrid, y esta situación obliga a buscar modelos sostenibles en el ámbito cultural que fomenten un modelo municipal autofinanciado, de gestión comunitaria y de dinamización cultural que ajuste presupuestos y se complemente por el apoyo a la industria cultural madrileña, incluso en terrenos tradicionalmente “vetados” a la cultura. Otro día escribiré sobre emprendizajes en cultura, pero si nos ceñimos a las instituciones públicas, parece urgente un Pacto Local que aporte estabilidad financiera para el municipio y se desvincule de la firma de convenios que cofinancien las competencias de la Administración regional. De lo contrario el endeudamiento municipal continuará asfixiando las programaciones culturales.

Bibliografía:

Manifiesto por Madrid. Crítica y crisis del modelo metropolitano. Editorial Traficantes de Sueños, 2009.

• Ciudades creativas. Volumen 3. Economía creativa, desarrollo urbano y políticas públicas. Félix Manito (editor). Fundación Kreanta, 2011